Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2017-05-21

Espluca Ruego (2631 mts)

Llegando a la cima. Espluca Ruego, con su vertical pared norte
Entre los valles del río Real al sur, y Barrosa al norte se sitúa la sierra de Liena. Suaves laderas al sur y verticales paredes al norte destacan en estas montañas utilizadas para la extracción de plata y plomo hasta mitad del siglo XX. El Espluca Ruego se puede considerar la cima más occidental de esta sierra, y destaca porque es la única que presenta un resalte rocoso en la cima, y curiosamente horadado por una cueva que traspasa por completo la montaña. El nombre Espluca podría deberse precisamente a esta oquedad. Más al Oeste la cresta se yerge considerablemente hasta terminar en el Pico Robiñera (3006 mts).

Tomamos la pista que sale de Chisagüés, y tras recorrer unos 5 km. llegamos a la Borda Bruned, donde dejamos el coche, continuando ya a pie durante 30 minutos. La pista gira radicalmente hacia el este y enseguida vemos un espolón rocoso junto al que se despeña una cascada. Esa es la referencia. Justo antes de cruzar la cascada abandonamos la pista a la izquierda y nos elevamos para salvar el salto de agua. Una vez arriba nos acercamos al cauce y lo cruzamos por una zona más llana, dejando el barranco a nuestra izquierda. 


Primeros pasos. Al fondo Comodoto (2355 mts)

La pista gira 180º y vemos el espolón rocoso que dejaremos a nuestra derecha


Después de cruzar el torrente ascendemos por campas de hierba en suave pendiente. Estamos en la llamada Montaña de Ruego. Hace ya varias semanas que no ha habido precipitaciones y la nieve ha desaparecido, aunque no ha pasado mucho tiempo, ya que la hierba todavía no posee el verde intenso de la primavera. Poco a poco el horizonte se va agrandando a nuestras espaldas, donde las cornisas del valle de Pineta van ganando protagonismo por detrás del Comodoto.

Al otro lado del Río Real, laderas de Comodoto y cornisas de Pineta
Seguimos siempre hacia el NE a través de lomas anodinas, teniendo como referencia una cima poco definida que suponemos será la nuestra. A nuestra izquierda el barranco de Sobrespluca, y a la derecha, aunque no lo vemos, el barranco de Ruego. Pues por la loma entre ellos ascendemos nosotros. Hitos, ni uno. Cada vez que echamos la vista atrás descubrimos nuevas panorámicas. Ahora son las Tres Sorores las que acaparan todo el protagonismo.


Barranco de Sobrespluca

Enrique ocultando en parte el Collado de Añisclo

Las Tres Marías

Rafa y Enrique. Suaves pendientes

Rafa y Carli

Las suaves montañas de Liena. ¿Qué encontraremos al otro lado?

La Montaña de Liena, cima a la que se puede acceder por pista. Al fondo Cotiella entre nubes
Aunque ascendemos por la vertiente sur, vamos ganando altura y encontramos ya los primeros neveros. La cima sigue sin definirse, pero ya vemos a nuestra izquierda el Robiñera, y más a la derecha el Sobrespluca, por lo que el siguiente tiene que ser el Espluca. A nuestra espalda continúa el festival de panorámicas.


Los neveros hacen acto de presencia sobre los 2400 mts. Tres Marías, collado Añisclo y Tres Sorores
La divisoria con el valle de Barrosa está ya muy cerca. Pronto descubriremos nuestra cima. A la izquierda, y bastante cerca el pico rocoso de Sobrespluca oculta en parte la cara sur del Robiñera. 
Unos metros más y llegamos a un pequeño collado que nos descubre el valle de Barrosa y un sinfín de cumbres hacia el Norte y Este. A nuestra derecha un elegante puntón rocoso es el Espluca Ruego. Qué buena pinta!!!. Al sur una suave pendiente, pero hacia el norte una imponente pared se hunde en el valle de Barrosa. Creo recordarlo de cuando Carli, Fernán y yo hicimos la  circular Barrosa-Pinarra. Una elegante cornisa de nieve le confiere un aspecto alpino, del que habíamos carecido en toda la ascensión. 

Llegando a la divisoria con Barrosa. Al fondo la cima Sur de Robiñera

Formidable cara norte de Espluca Ruego. Detrás montañas de Liena

Collado. Mirando a Robiñera

Un breve tramo, mucho más fácil de lo que parece nos conduce a la cima. Aún así sacamos el piolet, avanzamos por la cornisa y ascendemos al puntón rocoso por una fácil ladera sur. Antes de llegar descubrimos una cueva que atraviesa la montaña de sur a norte, viendo abajo, hacia Barrosa, las tenebrosas cornisas por las que discurre el Camino de Las Pardas, que comunicaba el Puerto de Barrosa con las minas de plata y plomo de Liena, y de las cuales todavía divisamos al sur restos de la explotación.

Llegando a la cima

Curioso pasadizo que atraviesa la montaña. ¿Será ésta la Espluca?

Espluca Ruego (2631 mts)
Desde la cima la vista es un espectáculo. Al NO, Robiñera y Macizo de La Munia. Al norte, en primer término Valle de Barrosa, con su pico homónimo y al Este un rosario de cimas de más de tresmil metros, Culfreda, Posets, Aneto, etc. Casi todo.... Al SE macizo de Cotiella, y al Sur Tres Sorores y todos sus satélites.

Circo de Barrosa, coronado por los Picos de La Munia

Macizo de Posets
Rafa, Carli, Enrique


Puntas Fulsa y Suelza. En primer plano Liena, visible algún tramo de la pista.

Murallas de Pineta, paisaje único
En la cima estamos un buen rato. El día es espléndido y las vistas también. No hay prisa, comemos, sacamos abundantes fotos, charlamos. Pero al final hay que descender. Lo haremos por el mismo itinerario, y aunque no hay ningún hito nos guiaremos por las huellas en los neveros y algún punto estratégico del que hemos tomado buena nota. El cruce del torrente, y la bajada final a la pista las hemos marcado con un mojón que nos evitará problemas. Así las cosas, emprendemos el descenso.






Durante el descenso no nos detenemos por lo que pronto nos encontramos cruzando el barranco de Sobresplucas por el único punto que se puede atravesar. Ya en la ladera descubrimos los dos hitos que hemos preparado en el ascenso y sin más problemas alcanzamos la pista, al pie de la cascada. Ahora tomamos la pista hasta el llano de Petramula donde da un giro de 180º enfilando ya hacia Borda Bruned, donde tenemos el coche.
El barranco de Sobrespluca se desploma junto a la pista


El tramo de pista lo hacemos tranquilamente, disfrutando. Vemos un buen número de marmotas que apenas se ven inquietadas por nuestra presencia. Asistimos  a una clase práctica de anatomía bovina con Carli, tras encontrarnos una calavera de vaca. Tras un estudio forense nos dice la edad del animal y algunas otras curiosidades. Quedó por aclarar si era vaca o toro. Pero no acabaron aquí las sorpresas. Antes de llegar al parquin, una preciosa víbora en medio de la pista parecía algo aturdida, pero solo parecía porque al acercarnos enseguida tomó una pose defensiva que pese a su reducida dimensión nos hizo echar un paso atrás. Al llegar a la Borda coincidimos con una pareja que acaban de descender de Robiñera. Qué envidia!!!, es un pico que me encantaría repetir y lo pongo en mi cartera de corto plazo.
Valle del Río Real



Borda Bruned. Fin de trayecto
Un día completo. Un lugar poco visitado, con un nombre realmente extraño. Espluca significa cueva, pero, ¿Ruego?. He estado mirando y puede que tenga que ver con "arruego", una palabra bastante más común y que parece quiere decir rojizo, royo. De todas formas la montaña no me pareció muy rojiza. En fin, lo dejamos a la espera de que alguien nos saque de dudas. 
El desnivel de 1000 mts por terrenos poco inclinados es muy asequible, y las panorámicas, de lo más. La Montaña de Liena, algo más baja, pero con vistas muy similares puede ser una opción para invierno con raquetas, siguiendo la traza de la pista hasta prácticamente la cima.
Rafa, Carli, Enrique. 6 Mayo 2017

2017-05-09

Pico Gallinero (2728 mts)

Cima de Gallinero
Mucho tiempo sin salir al monte. Por unas causas u otras los findes han ido pasando sin ascender nada de nada. Por fin decido salir. Iré con Marta, y elegimos la zona de Ampriu; una vez cerradas las pistas pensamos que guardarán suficiente nieve para ascender por ellas a alguno de los picos de la zona. Optamos por el Pico Cerler, pero al llegar al parquin vemos que está ya completamente pelado, y es que el comienzo caluroso de la primavera ha hecho mucha mella en los espesores. Bueno, subiremos hacia la Colladeta y allí veremos. Así lo hacemos, nos colocamos las raquetas y empezamos a ascender por la pista del Ampríu. A la izquierda el circo de Cibollés todavía rebosa buenos espesores, por lo que empezamos a pensar en la opción Gallinero, que aunque con más desnivel que el Pico Cerler lo vemos muy asequible subiendo por la pista de Perdiz Blanca.

Circo de Cibollés

Al llegar a la colladeta, que une las dos zonas de esquí de la estación de Cerler, decidimos dirigirnos hacia el Pico Gallinero. Ascendemos suavemente por la pista azul de Perdiz Blanca. Extraña sensación ascender por estas pistas que tantas veces hemos descendido, y sin embargo ahora, en silencio, y hacia arriba... 
En la colladeta giramos a la izquierda para ascender por Perdiz Blanca. Al fondo se ve ya el Pico Gallinero

Hacia el Oeste: Perdiguero, Maupas, Boom, Mall Pintrat
Poco antes de llegar a la parte superior de la silla de Gallinero abandonamos la pista y ascendemos ahora ya fuertemente en dirección sur por una pala de nieve. Son los últimos 100 metros que nos separan de la cima. Una traza nos facilita la faena. Poco a poco las pistas van quedando ya muy abajo y pronto vemos los afloramientos rocosos de la cima. Un último esfuerzo y ya estamos (2728 mts) Dos esquiadores nos han precedido, aunque otros han madrugado menos y los vemos progresar desde nuestra atalaya.

Los afloramientos rocosos indican la cercanía de la cima
La vista es muy extensa hacia todas las direcciones. En la cima, una placa, un belén y unas oraciones tibetanas dan idea de lo frecuentada que es esta montaña.


El Cibollés se ve muy fácil. Lo ponemos en cartera

Macizo de Posets


Emprendemos el regreso. La pala la descendemos sin raquetas, pero al llegar a las pistas nos las volvemos a calzar. Decidimos descender por las pistas rojas de Canal de Gallinero y Codornices. Hubiera preferido bajar por el itinerario de subida pero Marta decide. La bajada es bastante fuerte y obliga a ir refrenando constantemente. Los cuadriceps me echan humo. Son 700 metros de desnivel que se me hacen bastante pesados. Por fin, el parquin, al comienzo tan lejano ya lo tenemos al alcance....Buff, mis cruadriceps. Tuve agujetas horribles durante toda la semana siguiente.

Al fondo, en el centro vemos el parquin.


Ya en el parquin nos reunimos con el equipo de apoyo
Nos ha costado 2 horas ascender, y 1 hora descender, total 800 mts. de desnivel. Una excursión muy cómoda aprovechando las todavía pisadas pistas de Cerler. Y encima hemos tomado ideas para la próxima temporada. Este año las raquetas ya al trastero
Marta y Enrique. 24 Abril 2017
Temas relacionados