Es fácil recordar datos cuantitativos como nombres de picos, altitudes, desniveles, orientaciones, acotaciones geográficas, coordenadas GPS, grados de dificultad en diferentes escalas ... nos sobran mediciones y este blog es sólo para guardar pequeños detalles que sirvan para pulsar el nodo neuronal que dispara en nuestro cerebro evocaciones, recuerdos, sensaciones, sugerencias y demás impresiones cualitativas

2017-11-21

Peiró (1579 mts)

Peiró, desde Arguís
Muchas veces al pasar por Arguís camino del Monrepós hemos girado la cabeza a la izquierda y siempre hemos visto al fondo del valle el Pico Peiró curiosamente adornado por estratos verticales. Es una excursión corta, para esos días en que sales con idea de volver a casa a comer. Hoy es uno de esos días. El viento del norte azota con fuerza y según la previsión aumentará. Avanzamos con el coche por la antigua carretera de Monrepós. Al poco de pasar el caserío de Arguís tomamos a la izquierda el desvío hacia Rasal y poco después una pista con indicación. Estamos en el collado de Labarza, divisoria de aguas entre Arguís y el Garona. Dejamos a la izquierda la pista de las Calmas y poco después aparcamos junto al poste indicador de la ruta.
El comienzo, tieso tieso, hacia el sur. Atravesamos bosque de pinos y bojes. El sendero trepa sin compasión, apoyado por una serie de escalones de madera (parece ser para frenar la erosión). El Peiró siempre presente a nuestra derecha. El camino empieza a perder inclinación y llegamos a una zona casi descendente, donde hay una serie de barandillas de madera y otras metálicas cuya función no está muy clara, ya que no hay ningún peligro.



De nuevo ascendemos y entramos en un bosque de hayas, según dicen el más meridional del Pirineo. Buenos ejemplares de árboles ya desnudos por lo avanzado del otoño. El suelo se ve húmedo, y eso que atravesamos una severa sequía. Estamos en vertiente norte y aquí al sol de momento no se le espera en varios meses. Un desvío señalizado nos indica que debemos girar hacia la derecha, dejando el bosque de hayas que trepa hacia arriba en dirección sur. Según la señal, dirección collado Sarramiana.



El bosque da paso a matorral de boj y erizones. El camino se vuelve terroso y algo más abrupto al tiempo que se acerca al collado de Peiró. Aún así muy fácil hasta el colladito (1500 mts), donde nos recibe un viento helador.


Embalse de Arguís
Collado previo a la cima (1500 mts)
Vemos ya el valle de Garona, con Bentué de Rasal a nuestros pies, y bastante más al oeste Rasal. Entrevemos también el Pusilibro, el más alto de la zona (1595 mts) coronado por la boira.
El camino continúa hacia la cumbre revolviéndose en zigzags y alcanzando en breve la larga cima, cuya cúspide, como suele ser lo habitual se sitúa en el punto más alejado (1579 mts).
La situación de norte hace que las nubes abunden hacia el Pirineo. Aún así, esporádicamente permiten ver las cumbres más altas, Collarada, Partacua, Tres Sorores, etc. Hacia el Sudeste la mole de Gratal asoma detrás del collado de Sarramiana. El viento nos azota con fuerza y la sensación térmica es bastante baja. Después de estar un buen rato en la cima emprendemos el regreso.

Ya cerca de la cima, vemos al fondo el bosque de hayas, Collado Sarramiana y Gratal

Arista final

Cima (1579 mts)

Tres Sorores


Valle del Garona. Pusilibro (1595 mts) tapado por la niebla

Fuerte viento

Hacia el Este, Arguís


Descendemos rápido y enseguida de nuevo en el colladito. Hemos leído que se suele ir cresteando hasta el collado de Sarramiana. Sería un buen colofón a la jornada, ya que se nos ha hecho muy corto. No se ve ni rastro de senda. Empezamos avanzando penosamente entre erizones y bojes en dirección al cresterío cercano. El viento es exagerado y el collado se ve lejano. Lo dejaremos para otra vez.
Iniciamos el descenso



Descendemos de nuevo por el camino de subida, y al llegar al bosque de hayas decidimos hacer un poco más y tomar el camino que sube al collado de Sarramiana. Así completamos la excursión. Ascendemos fuertemente al sur, de nuevo por escaleras y barandillas que no sirven para nada. Ahora si que estamos recorriendo todo el bosque. Realmente es espectacular, hay grandes ejemplares de hayas que se ven silueteados a contraluz.





 En menos de 20 minutos llegamos al collado. Estamos a medio camino entre Gratal y Peiró. Vemos también el sendero que proviene del collado de Peiró, y además observamos que un numeroso grupo que habíamos visto en Peiró han elegido esa ruta circular. Bueno es saberlo.

Gratal, desde collado de Sarramiana
Unas cuantas fotos y de nuevo para abajo, ahora ya por terreno conocido hasta el coche. En el descenso encontramos varios grupos que ascienden. La gente no madruga mucho, o no tiene prisa. Nosotros sí. 

Collado de Sarramiana. Al fondo, Peiró



Aún tendremos tiempo de tomar una caña en Arguís y llegaremos a comer a Zaragoza. Una buena matinal
11 noviembre 2017. Marta, Fernán, Enrique

2017-10-29

Robiñera (3003 mts)

Desde ladera de Robiñera, cresta de Chinipro, y por detrás Monte Perdido y Cilindro
Ya hacía tiempo que Fernán y yo habíamos planeado acercarnos al Robiñera. El no había estado nunca, y yo hace tiempo. Buff, 27 años hace que estuve por aquí con Rafa. Me viene a la memoria una penosísima ascensión por toda la ladera sur del pico. Un inmenso pedregal movedizo donde constantemente teníamos que poner las manos. En el descenso utilizamos la arista sur, donde el terreno era un poco más noble.
Tomamos la pista de Chisagües hacia las minas de Liena. Como otras veces, dejamos el coche en el parquin de la Borda Bruned, y comenzamos la marcha. Son las 9,15 h. Al poco de emprender la marcha encontramos una señal que prohibe la circulación hacia el parquin de Petramula a no ser que sea vehículo 4x4. Una señal anónima que parece colocada hace poco. Bueno, da igual porque nosotros vamos andando, pero nos sorprende porque aunque con fuerte pendiente, el firme está perfecto. Al llegar al parquin de Petramula, y justo donde la pista da la curva de 180º encontramos el sendero, que curiosamente indica Glaciar de La Munia. (si alguien va buscando el glaciar se puede llevar un buen chasco)
Pronto cruzamos el barranco del Clot y empezamos a ascender por praderíos, ganando altura rápidamente. A nuestra izquierda la cascada de Petramula languidece en este estío ya muy prolongado. Por momentos la ruta parece alejarse del Robiñera, que practicamente vemos desde el inicio, y es como si quisiera incorporarse a la ladera sur del Chinipro, que lo tenemos por encima de nuestras cabezas.

Poco antes de cruzar el Barranco del Clot. Al fondo Chinipro
Robiñera, visible casi desde el comienzo
Comodoto, por encima del Llano de Pietramula
 Sobre los 2250 mts el itinerario gira y enfilamos directamente hacia el Robiñera, bueno, hacia el collado de las Puertas, todavía oculto. El praderío deja su lugar  a la roca en las cercanías del collado. La senda se acerca hacia él pero antes de llegar dejamos la traza que conduce hacia La Munia y descendemos unos metros para cruzar la parte superior del barranco del Clot. Una pequeña subida por la otra ladera y llegamos a una  praderita colgada donde aprovechamos para echar un bocado. La vista desde aquí es fantástica. Hacia abajo el barranco del Clot, detrás el Comodoto, un alarde de geometría, y más allá las Tres Marías, collado de Añisclo y Tres Sorores. Continuamos el ascenso, ahora ya todo por piedra, aunque un buen sendero asciende a base de bien flanqueando toda la cara sur del Pico, de infausto recuerdo para mí. Esta es una de las cosas buenas del tresmilismo, y es que ahora esta montaña es muy frecuentada, y por lo tanto se ha ido haciendo un sendero que es una gozada.

Poco antes del Collado de las Puertas, cruzamos la cabecera del Bco. del Clot y pasamos a la ladera de Robiñera

Hacia el oeste, murallas de Pineta
Flanquedando la ladera. Detrás Pico Chinipro, Tres Marías, Coll. Añisclo y Tres Sorores

Casi sin darnos cuenta llegamos a la cresta sur en la cota 2900 y nos asomamos al valle de Barrosa. Vemos allí muy cercana toda la montaña de Liena, donde destaca el farallón del Espluca Ruego, que ascendimos esta primavera pasada. Seguimos por la cresta y al poco encontramos un pequeño resalte que acaba en una antecima. Un numeroso grupo de vascos descienden por las gradas que desembocan en nuestro camino. Esperamos a que acaben de bajar. No los conté pero creo que habría más de 20. El paso no tiene problema ninguno, pero preferimos que bajen tranquilos y así estamos protegidos por la caída de piedras. Mientras esperamos disfrutamos de las vistas que se van ampliando a gran velocidad. Ahora vemos abajo, casi a nuestros pies, los lagos de La Larri o de La Munia, con un azul intenso que contrasta con la monotonía del roquedo. Desde esta antecima se precipita una cresta que queda interrumpida bruscamente encima del collado de Las Puertas.

Sobre 2900 llegamos a la arista. A la izquierda Valle de Barrosa. Derecha, montaña de Liena
Tres Sorores cara norte. Debajo, empequeñecido, el Chinipro
Lagos de La Munia
  Continuamos para arriba, atravesamos la antecima y recorremos un tramo de arista muy fácil hasta llegar a la primera cima, tras la cual una sencilla brecha y de nuevo ya en la cresta final. Al fondo vemos el pico, en el que todavía hay un grupo de montañeros. Será posible???, han enarbolado una bandera en la cima. Será un sueño?, pesadilla? Por unas horas nos habíamos olvidado de la política, pero está visto que ni a tresmil metros es posible abstraerse. Poco antes de llegar, nos cruzamos con ellos, que ya van de bajada. En la cima (3003 mts) agradecemos quedarnos de nuevo en soledad. El panorama que se ve desde aquí es fabuloso. En la cercana Munia algunas figurillas se mueven en la cumbre, más allá casi imperceptible el trípode del Troumouse, todavía pendiente. Al este, y por encima del valle de Barrosa dibujamos virtualmente la ascensión del año pasado por estas fechas, en la que descubrimos el Circo de Barroude y ascendimos Barrosa para volver por el circo de la Pinarra. Totalmente recomendable. Mientras tomamos un bocata y sacamos fotos tres montañeros acompañados de un perro llegan a la cima. Parece que conocen bastante bien la zona. Comentamos sobre Peña Blanca, Chinipro, etc.


Cresteo. Al fondo vemos ya la cima, y por detrás La Munia y Troumouse
Zoom al Vignemale

Macizo de Posets
Izda. Garlitz, Dcha. Aret. En primer plano Sierra Pelada, Pico de Barrosa

Espluca Ruego y montaña de Liena




La Munia
Lagos de la Munia y Peña Blanca
Hoy Robiñera está muy frecuentado
Bueno, hemos estado una hora en la cima, y ya es hora de emprender la marcha. Desandamos el trozo de cresta hasta la antecima y descendemos con cuidado el único paso antes de llegar al buen sendero que nos lleva hacia abajo a buen ritmo. Las luces ya son diferentes de las matinales y vamos sacando fotos constantemente.

Comenzamos el descenso


Espluca Ruego y Sobrespluca
Contraluz hacia Armeña



 Sin prisa, sin pausa, sin darnos cuenta estamos en el barranco del Clot, sobre 2100 mts. donde reponemos líquido, antes de llegar a la pista, que descendemos tranquilamente hasta Borda Bruned.

Borda Brunet
4 horas de ascenso y 3 de descenso más una hora en la cima. Total 8 horas de actividad, con un desnivel de 1400 mts. Una gran montaña, aunque a veces denostada y tachada como montaña fea y poco deslumbrante. No sé, cada uno puedo opinar lo que quiera, pero creo que no habrá duda es que sus panorámicas circulares desde la cima le confieren estatus de mirador de primer orden, sobre todo hacia la cara norte de Monte Perdido con su languideciente glaciar. Y eso ya es mucho.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=20522076
13 octubre 2017  Fernán, Enrique

Temas relacionados